NO SE PUEDE PEDIR LIBERTAD DESDE LA BURLA Y EL ESCARNIO

Disfruto al navegar por Internet buscando una imagen, un audio, un vídeo que recuerde la Isla que dejé un día pensando que pronto regresaría. Es mi socorrido  recurso para mantener la ilusión de la vuelta. En este paseo por la Red, a veces lo que encuentro me enorgullece y dignifica, otras me deprime. Hoy, por ejemplo, vi un título excéntrico y seguí el enlace que me llevó a un canal de un “Youtuber” que hace su sketch travestido, encima de una bandera cubana en una calle de Madrid. Lamentable caricatura de performance de las que utilizan algunos de los grupos disidentes para promover su existencia y buscar seguidores a cualquier precio.

Por lo que he leído, en este caso se trata de un recién llegado de la Isla que intenta hacerse un hueco dentro del ya agotado mercado del panfleto en esta plaza. Forma parte de la lucha por el pastel que proviene presumiblemente de los abultados presupuestos de la llamada Fundación Nacional para la Democracia de los EEUU y de sus socios en este Reino Ibérico. Buen negocio para “listillos” que hacen caja parapetados detrás de “ideales libertarios”.

No dudo que en esta frágil y dividida telaraña de opositores al sistema político cubano pueda haber algún patriota, alguien que sinceramente desee lo mejor para nuestra patria, pero desde luego nunca sería un triste y vulgar personaje como este.

No se puede pedir libertad y respeto  desde la humillación de símbolos  que no pertenecen a nadie en particular  porque son la expresión del alma de la nación cubana, sin partidismos ni ideologías.

Venezuela y el arte de la tauromaquia

Hispanoamerica

Después de la debacle del Partido Popular en las últimas elecciones generales de España, su inspirador mayor, el ex presidente Aznar, ha reaparecido en Paraguay, no precisamente para reflexionar qué le ha ocurrido a la derecha española, como sería de esperar, sino para pedir y justificar una intervención en Venezuela. Es lo que le faltaba al “oráculo”, que por lo visto le parece poco su apoyo descarado a la guerra de Irak que tuvo consecuencias devastadoras y que ahora incentiva a repetir en Latinoamérica.

No soy precisamente un defensor entusiasta de Nicolás Maduro, como gobernante, nunca lo he sido. Creo que al desaparecer Chávez, pudo asumir el liderazgo alguien más preparado para tamaña responsabilidad, con una mejor proyección estratégica y conceptual del movimiento político que nació como consecuencia del fracaso del sistema neoliberal, injusto y corrupto que imperaba en la hermana Venezuela. Pero la política abusadora, prepotente y equivocada de los Estados Unidos están agigantando a Maduro a niveles de convertirlo en un referente de la resistencia de los débiles contra los poderosos y borrar con ello, los errores y carencias del gobernante chavista.

Desgraciadamente para la humanidad, la potencia más grande del mundo ha caído en manos de un desequilibrado que considera todo como un espectáculo de exhibición de fuerza y poder, sin ningún otro valor político ni moral. Tal vez desde la tauromaquia se podría comprender el pensamiento tan primario de Trump. El Presidente Norteamericano es como un toro de lidia y punto. Cuando se mueve algo delante sus ojos, sin detenerse a analizar ni causas, ni consecuencias, se lanza sobre el capote y embiste, o al menos amenaza con hacerlo.  Si él y los que le aconsejan repasaran las lecciones de la historia de Latinoamérica actuarían distinto.

Contrario a lo que dice Aznar, el führercito (como lo bautizó Fidel Castro),  una intervención en Venezuela es la que podría producir un efecto “contaminante” en todos los países, especialmente en Latinoamérica.  Remember las políticas contra la Revolución Cubana en la década del 60 del siglo pasado que empujaron a la Isla hacia el bloque soviético y con ello el recrudecimiento de la Guerra Fría y a la crisis de los misiles que puso a la humanidad al borde del abismo.

Es momento de exigir claramente, como está haciendo la Unión Europea, Rusia, China, Cuba y muchos otros países, que la solución del conflicto venezolano hay que obtenerla desde la paz, sin intervención extranjera y con el protagonismo fundamental únicamente de los venezolanos.

Más que una novia para David

Como soy peli

Han pasado seis décadas desde que se creó el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), motivo por el que, en días pasados,  disfrutamos  nuevamente del filme Una novia para David.

La embajada de la Isla en Madrid organizó una sesión con cubanos residentes en España y otros  invitados de esta capital. Fue una sesión muy entrañable porque evocó  muchos recuerdos  de juventud con el añadido de la presencia de la actriz protagonista, María Isabel Díaz   y el actor Vladimir Cruz, ambos muy conocidos tanto en Cuba como en España. En el caso de María Isabel, por su destacada participación en la serie de Televisión Española Vis a Vis y en más de una decena de películas.  Vladimir Cruz, igualmente,  resulta familiar al público local e internacional por su excelente actuación en la mítica película cubana Fresa y Chocolate y otros filmes del cine caribeño. Participaron además otros integrantes del equipo creativo del largometraje.

Una novia para David retrata de una manera tierna y casi  inocente la vida de una parte importante de la juventud cubana en la década de los años sesenta del siglo pasado.  En particular, la historia de aquellos jóvenes que venidos del interior  disfrutaron de becas gratuitas para estudiar en la capital de la Isla. Por cierto,  muchos de ellos por su origen humilde, era la primera vez que conocían una  ciudad y en este caso, una metrópolis llena de encantos. La entrada a La Habana en aquellos trenes de vía estrecha, al amanecer, después de interminables horas de viaje resultaba como un descubrimiento mágico de un mundo apenas soñado.

Toda la película es un ingenioso poema,  sin grandes pretensiones cinematográficas pero lleno de ternura y sensibilidad.

Me fijo ahora, al cabo de tantos años, en esa canción de Pablo Milanés, “Ámame como soy, interpretada por Elena Burke,  que ambienta esta pieza cinematográfica y que hoy es casi un bello  himno al amor:

…”Amar es un laberinto que nunca había conocido/ Desde que yo di contigo quiero romper ese mito/ Quiero salir de tu mano venciendo todos los ritos/ Quiero gritar que te amo y que todos oigan mi grito/…

Si disponen de unos minutos escuchen la interpretación en la voz de  Elena Burke. Y desde luego, vean la peli, Vale la pena.

https://www.youtube.com/watch?v=pmwdhkjkNXg

Amane como soy 1

Homenaje a la hermana que se ha ido

bohio cubano

Hay pequeños hechos que nos marcan el sentido de la vida. Apenas con cuatro o cinco años, a la grupa de un caballo, cabalgaba en busca de mi hermana recién casada y de la cual me parecía imposible separarme. Caía lentamente el sol y la noche permitía ver a un lado y otro del camino las luces centelleantes de las humildes casas campesinas. Me inquietaba la demora en llegar y el jinete, mi insuperable cuñado, me consolaba con un recurso muy sencillo: -ves aquella lucecita, allá a lo lejos….pues ahí está la casa de tu hermana.

Llegábamos al lugar señalada y repetía el piadoso engaño, una y otra vez. Así, hasta la media noche en que por fin nos encontramos con mi hermana.

A lo largo de la vida siempre he tenido en el horizonte una pequeña luz a la cual llegar, un punto que conquistar.  Tal vez esta experiencia es la metáfora de mi vida.  Siempre hay que ilusionarse y luchar por alcanzar la luz que tenemos en el horizonte y no cejar hasta llegar a ella y después, otear donde se encuentra otro punto de luz para hacer lo mismo. Lo aprendí buscando a mi hermana.

Defensores de los derechos humanos de Cuba de la mano de Aznar y sus discípulos

Desde que el Presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, anunció que visitaría  Cuba comenzó una reacción en cadena de la derecha española para entorpecer esa iniciativa. Tanto Ciudadanos, como el PP incluyeron  preguntas en el Congreso sobre el viaje e hicieron propuestas en la Comisión de Asuntos Exteriores, todo centrado en que el Presidente se reuniera con grupos disidentes no reconocidos por las autoridades de La Habana, reduciendo así el contenido de la visita a una gestión propagandística de reclamo de los derechos humanos.

Es una muestra del poco sentido de Estado de estas  dos formaciones políticas que parecen indiferentes al hecho que hacía más de 30 años ningún jefe del ejecutivo español había ido  a  Cuba,  donde cientos de empresas de este país tienen una importante presencia que se pudiera incrementar a partir del proceso de  reformas que tiene lugar allí .

Si la preocupación de estos partidos por el estado de los derechos humanos en la Isla fuera sincera y no un arma arrojadiza por intereses partidista, sería motivo de elogio;  pero cuando sus motivaciones tienen un origen espurio, no podemos menos que repudiarlo. Es sospechoso el celo del PP y Ciudadanos  por los derechos humanos cuando se aprecia el doble rasero que utilizan para juzgarlo.

Sin ir más lejos, tenemos latente el horrible crimen del periodista de origen árabe Jamal Khashoggi en el consulado saudí en Estambul. Con la información publicada nadie en el mundo, con sentido común, duda de que fuera un crimen de estado cometido por  Arabia Saudí con total premeditación y máxima crueldad. Sin embargo el PP y Ciudadanos han medido cada palabra para condenarlo, con bastante desgano y la boca chiquita. Igual ha sucedido ante la divulgación de la foto del Rey Emérito, Juan Carlos I, saludando amigablemente al Príncipe  heredero, Mohamed bin Salman, justo después de las sospechas más que evidentes de que fue el autor intelectual del  asesinato.

Tampoco se han ocupado del encarcelamiento arbitrario desde el mes de  julio de la internacionalmente conocida defensora de los derechos humanos saudí,  Samar Badawi.

Desde luego, Arabia Saudí es el segundo mayor productor de petróleo del mundo, tiene contratos millonarios para la compra de armas en España y para rematar, es aliado incondicional de los Estados Unidos. Todo lo contrario de lo que es la Isla del Caribe.

Esta hipocresía es bien aprovechada por los opositores cubanos radicados en Madrid  – defensores de los derechos humanos- para magnificar y si viene el caso, inventar cualquier hecho que pueda parecer una  violación de los derechos humanos como parte de su carrera para ver quien se acerca más a las instituciones y líderes de la derecha, buscando una notoriedad que no tienen en ningún otro ámbito y que al parecer solo les interesa por la publicidad que genera en la  prensa y en los corrillos diplomáticos de Madrid, Washington y Bruselas.

Si examinamos la prensa de esta capital en estos días, leemos  los encuentros de Pablo Casado, Presidente del PP y de Albert Rivera,  de Ciudadanos, con Rosa María Payá, venida especialmente de Miami para presentar un libro de su fallecido padre, el conocido opositor Oswaldo Payá. También  el encuentro del  Secretario de Relaciones Internacionales y Portavoz en el Congreso del PP,  con  Carlos Payá, que se presenta  como  Representante en España  del Movimiento Cristiano de Liberación

Por otra parte agregar que solo a unas horas de la partida hacia Cuba del Presidente español, se produjo una rueda de prensa en la que una organización llamada Unión Patriótica de Cuba, anunciaba que  ha puesto en marcha un proceso para presentar diversas denuncias ante la Corte Penal Internacional contra las autoridades cubanas. Según dicen, esta acción la preparan con un conocido bufete de abogados que les asesora. Presumiblemente les cobrará una gran suma de dinero, porque los abogados no irán de altruistas para satisfacer su reclamo.

Sería curioso saber si estas actividades  han sido organizado en Madrid  con la generosa colaboración, como muchas veces, del más prominente defensor de los derechos humanos del Partido Popular, José María Aznar, probablemente a través de su Instituto Atlántico de Gobierno, el mismo que apoya cursos para jóvenes líderes cubanos que les trae el Observatorio de Derechos Humanos desde la Isla. Y también, conocer si se financian con una parte de los más de 200 millones de dólares que se ha gastado  Estados Unidos para financiar actividades desestabilizadoras de la Isla, desde 2011 a la fecha.

Los que se proclaman defensores de los derechos humanos de Cuba, en este caso,  se han buscado como aliado a uno de los principales promotores de   la devastadora guerra de Irak, junto con George W. Bush y Tony Blair.  Paradojas de la historia, Aznar es un muy buen candidato para ser enjuiciado por ese  tribunal internacional al cual se proponen apelar.

 

Pedro Luis Ferrer: guitarra y espuela

Etiquetas

Pedro Luis Ferrer

Recientemente en Madrid, en un concierto, escuché a Pedro Luis Ferrer citar unos versos de José Martí:

¡Verso, nos hablan de un Dios
Adonde van los difuntos:
Verso, o nos condenan juntos,
O nos salvamos los dos!

Para dicha de la cultura nacional cubana, viendo la madurez creativa del cantautor y la calidad de su música, se puede concluir que se han salvado los dos, el poeta y sus versos.

Han pasado más de cuarenta años desde que conocí a Pedro Luis,  allá en La Habana, durante un homenaje a Víctor Jara, el célebre cantautor chileno asesinado por la dictadura de Augusto Pinochet. Recuerdo, como si fuera hoy, aquel teatro abarrotado de estudiantes, en el que emocionado leí un modesto poema de elogio al cantante chileno y después di paso al concierto de Pedro Luis.

Entonces, como ahora, su música me sugiere un viajar por los caminos rurales de Cuba, por sus montañas y ríos, el verde de los cañaverales,  el trino del sinsonte y el repique de los tambores de  los carnavales.  Su armoniosa y cubanísima obra está llena de hermosos versos salpicados con mucha gracia e ironía, a la altura de otros   músicos clásicos populares de la Isla,  como Ñico Saquito, Miguel Matamoros, Carlos Pueblas o Faustino Oramas (El Guayabero).

Nunca ha callado. En sus letras ha elogiado lo que ha creído elogiable, pero ha martillado con vehemencia y convicción lo que ha considerado dañino. Criticó la homofobia cuando una gran parte de la sociedad y desde el poder se discriminaba a los homosexuales, puso en primer plano la existencia de la prostitución mientras las autoridades querían disimularla. En su célebre canción “100% cubano”, en 1994, denunció la humillante discriminación que sufrían los cubanos al no tener acceso a la mayoría de las  instalaciones turísticas reservadas para el turismo extranjero e ironizó sobre la carencia de valor del peso cubano y la negación del derecho de la mayoría de los ciudadanos  a salir y entrar libremente a su país.

Los medios de difusión de la Isla intentaron silenciarlo, pero no pudieron. A través del ingenio popular, tan bien expuesto en el repertorio de Ferrer, el pueblo se las agenció con casetes de audio y de boca a boca, para que sus composiciones siguieran formando parte del acerbo sonoro popular. El autor fue como el trueno y el pueblo, como el viento. Nunca mejor dicho.

Con posterioridad todas esas políticas abusivas y vejatorias que criticaban sus canciones  han sido oficialmente reconocidas como errores y están en proceso de rectificación, pero probablemente, como es bastante habitual en Cuba, nadie pedirá perdón al artista por los daños y el ostracismo que ha padecido. Su pueblo siempre  sabrá reconocer su valor, su honestidad y su sacrificio.

Ojalá que nunca más tengamos burócratas que censuren el arte verdadero, el que critica y denuncia para que siga cantando libre el jilguero, con su guitarra y su tres.

**********

Aquí dejo una muestra de su arte y os recomiendo a los que estén por Madrid que no se pierdan alguno de sus conciertos.

Con Pedro Luis Ferrer

El autor de esta crónica con Pedro Luis Ferrer, en Madrid

Un Tribunal Constitucional para defender la ley de leyes

Etiquetas

Capitolio

La discusión popular del nuevo proyecto de Constitución es el principal acontecimiento político de Cuba en estos días. Un proyecto que será sometido a referéndum el próximo mes de febrero.

Son muy variadas las opiniones, tanto favorables  como en contra y también muchas sugerencias de modificaciones las que se pueden leer en la prensa, aunque, para no faltar a la costumbre, los medios de difusión oficiales de la Isla solo dan una cobertura bastante descriptiva del desarrollo de las asambleas en las que se analiza el proyecto, sin apenas espacios de debate y digo debate, no solo de exposición de los contenidos  y elogios, sino de contraposición de ideas. Se echa de menos una labor más didáctica,  con argumentos de defensores y detractores de los postulados propuestos.  Con la excepción de algún medio digital no oficial, que podría ilustrar una forma de abordar la temática más profesional e interesante. Particularmente me ha llamado la atención lo difundido en la plataforma digital El Toque https://constitucion.eltoque.com/; https://eltoque.com/juristas-responden-preguntas-cambios-proyecto-constitucion-video/.

En este comentario solo voy a fijarme en un ángulo general del nuevo proyecto y dejo para otro momento opiniones sobre lo expuesto en el  contenido del articulado.

Preparando estas notas encontré unas reflexiones sobre el tema del control del cumplimiento de la Constitución que a continuación resumo: “Una de las cosas que nos preocupa y que debe ser de una preocupación perenne, es que […] la Constitución que nosotros hagamos se cumpla rigurosamente. No podemos tener o aprobar uno solo de esos preceptos que no se aplique rigurosamente. […]La Revolución no puede crear una Constitución, no puede crear instituciones, no puede crear principios que no se cumplan…Por eso es nuestro propósito una vez que se haya aprobado esta Constitución, luchar consecuente y tenazmente, para que cada uno de los preceptos de esa Constitución se cumplan; que nadie le pueda imputar a la Revolución jamás, de que acordó leyes y principios que después no se cumplieron”. Fin de la cita.

Esas son palabras de Fidel Castro con ocasión de la Constitución de 1976, la que justamente se está proponiendo modificar ahora. Sin embargo, al repasar el contenido de este proyecto podemos observar que varias de sus disposiciones evidencian  en sí mismo que la Constitución precedente no fue observada en muchas decisiones que fueron adoptándose sobre la marcha, sin un respaldo constitucional que los avalara y esos hechos no han tenido ninguna consecuencia.

Este proyecto de Constitución empieza con una definición a mi juicio esencial, la de ser un Estado de Derecho Socialista, es decir con supremacía constitucional, pero  no contiene un mecanismo de control que garantice que sea respetada y desarrollada escrupulosamente. Cuba necesita un Tribunal Constitucional, no solo como garantía para la convivencia, sino también para borrar definitivamente la improvisación. Si otros estados, con sociedades disciplinadas, estables durante  largos periodos históricos, con una cultura jurídica consolidada,  disponen de esos mecanismos, mucho más se justifica  en Cuba que  ha vivido durante más de medio siglo un proceso político que ha modificado de raíz el sistema político establecido desde su fundación como República.

UN RARO OBSERVATORIO DE DERECHOS HUMANOS EN MADRID

Etiquetas

Observatorio DH 2

En España se ha generado algo así como una fiebre contagiosa en la clase política por las irregularidades en los títulos de Máster. Al parecer, algunos relevantes políticos han engordado sus currículos con distinciones académicas que han obtenido, cuando menos, irregularmente. Hay varios procesos penales en curso, particularmente en la universidad  Rey Juan Carlos, en su Instituto de Derecho Público.

Al calor de este hecho recordé un curioso Máster, renombrado como “diplomatura”,  que organizó el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) – Institución con sede en Madrid y que aparece en el Registro Nacional de Asociaciones y en el Registro de ONG  de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, al menos eso dice en su página Web-. Al mencionado curso asistieron aproximadamente una veintena de “jóvenes líderes  cubanos que luchan por el cambio gubernamental en su país” y, según los organizadores,  con esta acción se proponían “fomentar el estudio y  el aprendizaje de conocimientos especializados sobre políticas públicas y el funcionamiento de las instituciones”.

Me sorprenden dos cosas, la primera es que en Madrid esté legalizada  una institución bajo el paraguas de ONG que fomenta acciones concretas y declaradas encaminadas a promover un cambio de gobierno en Cuba, un país con el que España mantiene relaciones diplomáticas y comerciales. Si fuera al revés, digamos que trascendiera que La Habana acoge a jóvenes catalanes para fomentar el estudio y  el aprendizaje de conocimientos especializados sobre políticas públicas y el funcionamiento de las instituciones para instaurar la República en Cataluña, (y para ironizar que fueran jóvenes de los CDR (Comités de Defensa de la República), sigla igual que los CDR cubanos (Comités de Defensa de la Revolución). Qué pasaría, cómo echarían humo las tertulias políticas y los medios de prensa.

La  actividad formativa mencionada fue realizada coordinadamente con el Instituto Atlántico de Gobierno, creado y dirigido por el ex presidente español José María Aznar.

No soy un experto para enjuiciar a fondo el significado diplomático y legal que pueda resultar de estas practicas, pero lo que me pone los pelos de punta es que a esos líderes jóvenes se les traiga a este país a prepararse para el posible futuro de Cuba y que la formación esté bajo la sombra del ex presidente Aznar. Si los ideólogos de esta iniciativa creen que van a enamorar a la nueva generación de cubanos con las enseñanzas “aznarianas”, probablemente tengan un resultado contrario al esperado.

Con estos elementos me puse a husmear en el sitio Web del Observatorio Cubano de Derechos Humanos y pasé, de la curiosidad  a la perplejidad.

En el reporte económico correspondiente al ejercicio Septiembre 2014 a Mayo 2017, algo más de dos años y medios, tuvieron unos  gastos de más de un millón, trescientos mil dólares, desglosados:  Formación (dos cursos, entre ellos el mencionado, con 31 alumnos): 559 514,20 dólares.

En Proyectos en Cuba 260 695,30 dólares (justifican esta cifra básicamente por gastos incurridos para la confección del primer registro de la sociedad civil de Cuba, que es una lista de 28 Asociaciones constituidas en la Isla, casi todas aparecen con sus  la dirección de su sede, los estatutos, los nombres de sus dirigentes y una cifra aproximada de miembros. Pero lo singular es que las cifras de integrantes se mueven en el rango de 11 a 30. Desde luego, si esta es la oposición al gobierno cubano habría que creer lo que dicen sus voceros, que estos grupos son insignificantes y carecen de reconocimiento en la sociedad cubana.

En eventos, Foros y Debates en Latinoamérica, 142 932,80 dólares. Esto fueron sendos foros en México, Panamá y  Uruguay. Pero, por favor, quédense con el dato de participantes, en México, 4 cubanos y 6 académicos internacionales; en Panamá, 5 cubanos y 5 académicos; Uruguay, 6 cubanos y 7 académicos.  También aparece una partida de gastos bajo el título de Incidencias, al que dedicaron 208 520 dólares, ahí se contempla la organización de la participación de opositores de la Isla en el Europarlamento, en Octubre de 2016.

Otro capítulo se refiere a la Asistencia a inmigrantes cubanos en la Comunidad de Madrid,  en situación de vulnerabilidad, en lo que gastaron 120 000 dólares.

Por ultimo, contabilizan 87 793 dólares en Comunicaciones.

Hago sólo un par de comentarios: primero, agradecer este acto de transparencia aunque claramente incompleto, porque faltaría un elemento esencial, de dónde procede  el financiamiento de esta Asociación.  Desde luego, me resisto a creer que sean de fuentes públicas, de dinero de los contribuyentes de este u otro país. No estamos hablando de asistencia a países subdesarrollados, a la construcción de hospitales y escuelas en África, se trata de recursos para promover y estimular el cambio de un gobierno extranjero y su sistema.

Y ya saben, si encuentran a un cubano inmigrante en Madrid, en riesgo de vulnerabilidad económica, pásenle el dato, en el Observatorio Cubano de Derechos Humanos hay abundantes recursos…

El mes pasado se hizo una convocatoria desde Miami para la celebración de una vigilia en varias ciudades de América y Europa para criticar la situación de los derechos humanos en países de América Latina que atraviesan situaciones muy diferentes y complejas, entre ellos, desde luego, estaba Cuba. Se podría esperar  que con tanto dinero que administra el Observatorio hubieran organizado la vigilia, pero no encendieron ni una vela.  A lo mejor ya han agotado el  presupuesto del año o lo tienen planificado para   otros actos publicitarios que les den más rédito en su afán de protagonismo como falsos representantes de los emigrados cubanos que ni les conocen, ni les esperan.

En España hay algunos medios que poseen una habilidad extraordinaria en las investigaciones periodísticas, por ejemplo el Eldiario.es. No digo más, pero me encantaría que se fijaran en esta Asociación.

Aquí les dejo el enlace de donde he extraído los datos. https://drive.google.com/file/d/0B6_uQ1aINZx6bjktanhnS3ZSaXM/view

https://observacuba.org/areas-de-trabajo/formacion/

Nota: Las cifras contables están expuestas en dólares, a pesar de que la moneda que circula habitualmente aquí es el Euro, lo hago para respetar los números que aparecen en la mencionada página del OCDH.

 

Dormía con los guantes y spikes como almohada

Cuando los cubanos emigramos somos como los caracoles terrestres, nos movemos con el caparazón encima para que nos envuelva y nos proteja. Para los moluscos es una barrera física, una especie de “cáscara” de minerales endurecidos. Para nosotros esa cobertura es espiritual: son nuestros valores, nuestra música, el arte, la cultura, las costumbres, el deporte.  Tanto unos como otros, necesitamos de esa protección para sobrevivir.

Esta vez hablaré del deporte y en particular del béisbol o pelota, como decimos comúnmente,  porque tal vez sea este juego lo que más nos lleva a los recuerdas de la infancia y la juventud.

En Europa el béisbol no tiene el mismo arraigo que en América y es muy poco difundido, pero buscando se encuentra la información adecuada para  disfrutar de algún torneo. Este país tiene La Real Federación Española de Béisbol y Sófbol y en su  página web se recogen al detalle tanto los eventos como los resultados de los equipos, campeonatos y torneos http://www.rfebs.es/, pero de resultados deportivos no va esta crónica. Aquí voy a hablar de los cubanos emigrantes devenidos en peloteros aficionados. Compatriotas que sacrifican parte de su descanso en aras de participar activamente de nuestro deporte nacional.  Son mucho más que deportistas, lo digo con convicción, porque para un cubano la pelota es más que un deporte, forma parte de nuestros emblemas espirituales y seña inequívoca de cubanía, de arraigo a la tierra que nos vio nacer. Un partido de pelota para un emigrante  es viajar a Cuba, recordar la Serie Nacional, nuestros emblemáticos jugadores y momentos inolvidables  de ocio rodeados de amigos y familia.

Entre el 13 y el 16,  de este mes, asistí a algunos partidos de la final de la primera división de béisbol en Rivas Vaciamadrid y Villalbilla.

Resultó campeón del torneo el equipo Antorcha de Valencia, pero yo  me fijé en el “Tigres de Alicante”. Resulta que en este último juega, como lanzador,  Alexey González Cruz (Alex) villaclareño, de Manicaragua, al que ya conocía de otros torneos.  Le pregunté de dónde le venía su afición a la pelota y su respuesta me motivó a escribir estas línea: “Cuando tenía 9 años, mi padre, que practicaba la pelota en equipos locales, me regaló un guante y unos spikes (tacos) y fue tal la alegría que me produjo que los colocaba cada noche como almohada para no separarme de ellos…”  También me explicó que en este equipo hay ocho cubanos, al  torneo asistieron seis: Michel Esquivel, Yoel Laureiro, Yankiel Ortega, Alexis Rodríguez, el propio Alex y para rematar, el Manager y técnico del club, Jorge Méndez Quintanilla, un afable habanero que se ha propuesto relanzar el Equipo de Alicante a lo más alto de la competición. Para regocijo criollo la presencia de cubanos en equipos de España no es solo en Alicante, sino que ha sido muy visible en todas las competiciones a las que he asistido en los últimos años.

Animo a los que lean estas línea a participar en próximos torneos y les auguro que como a mí, le servirá para fortalecer ese caparazón contra la nostalgia y la distancia.

Cartel besibol

Cuando la torpeza se mezcla con el absurdo

Saturno devorando a su hijo

Resulta que una parte del sector artístico de Cuba se ha revuelto contra un decreto del ministerio de ese sector que pretende, más que trazar política cultural, administrar la creación. Es contradictorio que tal polémica ocurra ahora, justamente cuando el país se está planteando la realización de transformaciones significativas, tanto en el orden económico, como social, que requieren un consenso importante de todos los sectores, empezando por la intelectualidad.

Solo con examinar por arriba el contenido de algunos artículos del llamado Decreto 349/2018 del Ministerio de Cultura  es suficiente para entender el enfado en el sector.

Por ejemplo, se consideran contravenciones  muy graves cuando una persona natural o jurídica en la utilización de los medios audiovisuales, muestre en ellos contenidos con “violencia, lenguaje sexista, vulgar y obsceno…”

Es decir, una persona que a través de los medios audiovisuales muestre contenidos en los que haya violencia, lenguaje sexista, vulgar y obsceno estará cometiendo una contravención administrativa sujeta a multas y hasta el decomiso de los recursos.

De aplicarse textualmente la norma, privarían a las nuevas generaciones de películas clásicas del cine mundial y del cine cubano, porque en la mayoría están presentes expresiones vulgares, coloquiales, del habla popular de cada época.

No se oirán más las guarachas de Ñico Saquito, El Guayabero y tantos otros, verdaderas glorias de la música popular cubana. Hablando claro, alguien puede explicar qué es vulgar, obsceno, sexista en una obra de arte, en una canción. Porque para criticar la vulgaridad y el sexismo muchas veces hay que exponerlos y combatirlos a la vez, en ese contexto.

Si la intención de los ponentes de esta absurda legislación es eliminar las expresiones soeces y chabacanas  de ciertos músicos y ritmos actuales que atormentan las calles de La Habana y el interior de los “almendrones” que trasladan a los pasajeros por la ciudad, sería igualmente un  error,  porque eso no lo puede administrar el gobierno con un Decreto Ley, es la sociedad con su aceptación o rechazo. En ultima instancia, serían  los críticos de arte, los medios de difusión a quienes correspondería esa labor.

Los encargados de trazar políticas culturales en Cuba deberían tener la suficiente experiencia en este terreno y no olvidar las consecuencias  de lo que se conoce como el quinquenio gris, en los años 70 del siglo pasado, infausta etapa en que se pretendió “parametrar” el arte y las letras y hasta los intelectuales. El cubano es culto, para ser libre, como nos dijo Martí. Nadie se atrevería a prohibirle que contemple, aunque contenga sexo o violencia “Susana y los Viejos” de Tintoretto; Saturno devorando a su hijo, de Goya; Judith decapitando a Holofernes, de Artemisia Gentileschi  o Guernica, de Pablo Picasso.